22 de diciembre de 2010

Los cuadros

La casa de mis abuelos era práctica: los objetos justos para cumplir su función y ni un adorno de más, ni un cachivache de aderezo. Solo había dos excepciones, dos cuadros, uno en el dormitorio de mis abuelos y otra en el dormitorio de mis padres.



En el primer cuadro se recoge una imagen de la última cena de Jesús y sus apóstoles, con un marco con formas ovaladas adornado con pequeñas rosas. Ahora está colgado en una pared de la casa de mi tía y al volver a verlo, recordé las veces que me había quedado mirando, observando a esos hombres dibujados con pelos perfectos, la figura de Jesús con su aura... todo me causaba curiosidad.



El otro lienzo representa a un ángel de la guarda velando por un niño que está a punto de caer en un pozo mientras juega a la gallinita ciega. Aquí me llamaba la atención el ángel, claro, con esas alas tan enormes y esos ropajes, pero también los niños, tan repipis, tan parecidos a Shirley Temple, la niña actriz cuyas pelis dieron en algún ciclo de pelis de la sobremesa... Este cuadro lo tenía en la cabeza y no encontraba su imagen en el amplio mundo googlero ni, por supuesto, arrinconado en algún rincón de nuestros trasteros del pueblo. Al final lo localicé entre los objetos de la casa del Museo Virtual de Arrabalde, que, como siempre que lo he citado, recomiendo visitar (aquí accedes a su página).



Estos son los dos cuadros de mis abuelos, populares, seguramente repetidos en casi todas las casas del pueblo porque los habían comprado todos a un vendedor ambulante o los habría traído mi abuelo de uno de sus viajes a La Bañeza. Los cuadros de mis años de cría en la casa de los abuelos.

10 comentarios:

Triceratops dijo...

En casa de mis abuelos no había muchos adornos en las paredes, como mucho, en la cocina, colgaban de las paredes las sartenes, el fuelle y las estrébedes.

El único cuadro que recuerdo estaba en la habitación de mis abuelos y representaba a la Virgen del Tránsito. En casa debe de estar y ahora que me lo has recordado... pues a lo mejor hasta lo busco.

El "adorno" que me impresionó siempre en la habitación de mi abuelo era un reloj de pared antiquísimo, o viejo no sabría decirte, decían que era de un tio de mi abuelo que había sido cura. Era un reloj enorme, o a mi me lo parecía, el tic-tac nocturno debía ser insoportable y a mi, con 5 o 6 años, me provocaba un miedo irracional que no me permitía dormir en toda la noche, tenía un enorme péndulo que relucía hasta en la oscuridad de lo brillante que lo tenía mi abuela; las campanadas resonaban por toda la casa y como pesa para realizar la función de cuerda tenía colocada una piedra labrada de un color verduzco. A la muerte de mi abuelo se vendió, 150.000 pesetas de las de entonces que ni entonces ni ahora merecían la pena.

Un saludo

Gúmaro dijo...

En mi casa no habia cuadros, pero si uno identico a este del Angel, siempre lo vi colgado en el cuarto donde dormían mis padres, y recuero que de noño yo decía que era el niño que está con los ojos tapados.
Gúmaro

Io dijo...

¡Las chimeneas, ay las chimeneas!Confieso que me acerqué por ver las chimeneas.

Es un bonito blog, con detalles bien elegidos. Me gusta, Va camino de convertirse en un ilustrado museo de un tiempo que se fue.

¿Qué tipo de cocina había ahí cuando vían tus abuelos? ¿Era con carbón, con leña?
¿Y desde qué año dispusieron de agua corriente en la casa?
No son cuestiones nada poéticas esas por las que pregunto, pero quizás ayudarían a establecer de modo más preciso la comparación entre lo que fue y lo que es...suponiendo que ello tenga algún interés para IRM.

Enhorabuena por este blog tan cuidadosamente trabajado. Es muy bonito.

IRM dijo...

Trice... que pena que las perras os hicieran perder el reloj... a veces no se valoran las cosas hasta que se han ido (toma topicazo!!!) pero seguro que ese reloj siempre estará en tu cabeza.. por cierto, seguro que si lo ves ahora resulta que es pequeño, silencioso y hasta discreto, jaja!!!

Gumaro, es que estos cuadros anda que no habrán estado en casas... estos y el del Sagrado Corazón, que ese estaba pero en la casa mis padres.

Io, gracias por tus palabras y por tu visita... en los artículos, poco a poco, vamos desgranando esa vida que se llevaba antes. Si te interesa, hay un post sobre cómo eran las cocinas de hace 50 años, las comidas que se estilaban y los cacharros que se usaban... También hay otro de la llegada de la luz y lo del agua, es una historia que aún está esperando ser contada, aunque es más reciente, que yo leía en la hora de la siesta sobre las tuberías apiladas en un lateral de la Iglesia, a la espera de ser introducidas en las calles del pueblo cuando se puso el agua corriente... muchas historias, sí, poquito a poco las iremos contando...

Io dijo...

Cuando estuve en el Lago de Sanabria no me dió para recorrer la zona. Recuerdo una plataforma de helicóptero y un pueblo en fiestas de verano, además de un paisaje soberbio.

No queda tan a mano como ir de Santurce a Bilbao, pero pensaré en volver por allí de nuevo.

Gracias por las indicaciones,IRM, las aprovecharé en algún momento.

Jesús Palomar dijo...

Me gustaría saber quién es el autor del original. Este cuadro estuvo colgado en casa de mis padres durante toda mi infancia, y me gustaría tener una lámina para mi casa.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Mi abuela lo tenia y esta aun, despues de fallecida, en la casa del pueblo, me pasaba horas mirandolo, me entraba angustia viendo que el nino estaba a punto de caer, me parece muy bello y misterioso

Anónimo dijo...

Hola lo primero enhorabuena por la pagina, lo segundo q a mi tambien me gustaria saber el autor original del cuadro del angel,ya q me acompaño durante toda mi infancia y ahora me gustaria hacerme con una lamina o algo.Ha sido una pasada y mogollon de recuerdos el volver a verlo.

IRM dijo...


Hola... a los que preguntáis por el autor del cuadro...¡¡no tengo ni idea!! me da que eran cuadros industriales, hechos en serie, alguien los pintó, pero bien pudo ser un artista anónimo que trabajaba para la empresa editora, vaya usted a saber. Gracias por vuestras visitas.

Anónimo dijo...

Mis abuelos también lo tenian, aun lo tengo, pero esta muy viejo porque se rompió el marco y la lámina se estropeó. Si q debieron hacerlo en serie, porque mi vecina también lo tiene, y el otro día fui a un rastro, y lo vi también.