5 de febrero de 2016

Requeijo (4)

Requeijo beach hace unos añitos, en 2002.

Cartel indicador en el camino, señalando el lugar, playa.

Uno de los lugares que más visito en verano en Ayoó es la playa de Requeijo, el lugar de baño de nuestra presa. Me encanta llegar sofocada por la carrera en bici hasta allí y meterme en el agua fresca... es uno de mis sitios favoritos, un lugar con muchas posibilidades pero que se está quedando algo abandonado por autoridades y público. 


Cae la tarde. Requeijo, verano del 2007.

No va tanta gente como podría, que mira que se está bien y es entretenido para los niños... aunque tiene sus incomodidades. Llegar hasta allí a pleno sol es la primera. Yo opto por la bici, a veces dando un paseo a pie y en muy contadas veces, me he acercado en coche.


Requeijo, como indica la foto, en julio de 2007.

Una vez allí, hay que luchar contra los tábanos, ¡anda que no son pesados estos bichos!... por no hablar de las moscas y alguna que otra avispa, sobretodo cuando se saca la merienda... En el agua, ranas, peces y de vez en cuando, asoma alguna serpientilla acuática....


Primer baño de nuestra temporada, verano del 2014.

La zona de baño ha pasado por varias etapas. En un primer momento se le echó arena, arena de obra, bastante molesta al final porque es gorda y pegajosa... aunque bueno, a los niños les gustaba (al menos al mío, cuando empezó a ir allí). 


Verano del 2007, la playa llena de arena.

Ahora ya no queda nada, hay hierba, más o menos verde en función del agua que haya caído ese año y cañizos que pican los pies hasta que entras en el agua, donde te encuentras una mezcla de barrillo fino y piedras. 





Ya en el agua, las plantas acuáticas comienzan a ser un serio problema y molestia para los nadadores y no estaría mal que se hicera algo por sacarlas, por limpiar el cauce de la presa.  

La zona de la playa se acondicionó levantando un murete de separación con las tierras de atrás, se instalaron bancos, que están ya en muy mal estado debido al tiempo y al escaso mantenimiento, una ducha muy básica pero que hace su papel y un pequeño tenderete cubierto para dar sombra que está en franco estado de ruina. 


Verano, 2008.



Verano, 2008.


Así estaba este verano la sombra en la playa, con el cañizo completamente destrozado.

La cubierta apenas existe, está hecha trizas y los alambres de enganche, han caído a los lados con un gran peligro para todos los que buscamos un poquito de sombra cuando estamos allí. También las papeleras están destrozadas y, la verdad, para no ser recogidas nunca, mejor quitarlas y concienciar a los visitantes para que se lleven su basura y que no la dejen allí, donde nunca será limpiada.




Los árboles que se han plantado en la zona para dar sombra, no tiran.... se han secado un par de chopos, de hecho alguno de ellos ya ha sido arrancado. Es difícil encontrar alguno que se desarrolle en ese lugar, tal vez por el tipo de tierra, por paradójica falta de agua o por exceso... no lo sé.


Verano 2014.

Y la última queja sería la de la zona de aparcamiento. Hay unos pivotes que tratan de impedir que se metan coches en la campa que hay en la zona de playa, pero se han ido cayendo o, directamente, los han tirado para entrar, sin ningún tipo de miramiento, con los coches hasta casi la línea de agua. Algunos de los irreductibles de la zona hemos llegado a acarrerar piedras para poner un poco de dificultad a ese comportamiento, pero lo cierto es que he visto meter autos o pequeñas caravanas hasta los bancos. 


Verano de 2010.

Al final me ha salido un artículo de quejas, casi debería sacar de paseo mis famosos tabanitos, aquellos que usaba para dar picotazos con mis quejas... 

Lo cierto es que a pesar de todo esto, es un lugar que me encanta, donde he echado muchas horas, muchas risas, muchas conversaciones, un momento para hablar con la chavalería, para relajarse, leer un rato, ver cielos maravillosos, bañarse en un agua de verdad, hacer un gratuito tratamiento de pelo con barro.... 




.

23 de enero de 2016

Requeijo (3)

Requeijo es uno de los lugares preferidos de todos los que vamos a Ayoó. La carretera que lleva a la presa es el camino obligado de paseíto diario y desde que ha vuelto a ponerse en marcha el chiringuito de la presa, la caminata culmina con un refresco o cerveza con un estupendo pincho y conversación con unos y otros.

Desde que se hizo la remodelación de la presa se preparó una zona para instalar mesas de picnic. Unas se instalaron en la parte del camino de la cañada, por donde antes de llegaba a la presa y que ahora ya está lleno de maleza y casi impracticable, incluso andando (en bici he intentado ir varias veces y te dejas las ruedas). No tuvo mucho éxito esa zona y ahí quedan un par de mesas medio podridas como recuerdo. También se pusieron otras donde está ahora la zona de merienda. No podría decir si se pusieron a la vez o un poco después, pero desde luego, han sido las de más éxito. En el lugar han ido creciendo los árboles plantados, chopos, pino, creo que alguna castañal... Se han instalado cañizos para dar sombra, se han puesto tejadillos y se han construido la barbacoa cubierta grand. Se ha plantado césped, instalado agua y luz y este año se echo grava en el aparcamiento y una plancha de cemento para organizar el tráfico en la zona (y mira que es chachi ir a patita o en bici...). Lo cierto es que la zona recreativa poco tiene que ver con los chopos con hierba que pinchaba el culo que teníamos cuando éramos pequeños... nostalgia de antes, comodidad de ahora.


Así está ahora la barbacoa, cubierta y con un grifo en un lateral. En la foto de arriba, la barbacoa tal y como estaba anteriormente.




Vista del merendero desde el camino a la Cuesta de la Pedrera.

El escudo de armas de Castilla León se puso en la fachada del chiringuito en el año 2013.


Vista frontal del bar de Requeijo... cerrado, fuera de temporada...
...y abierto, en agosto de este pasado verano.

Este punto de información de ruta de senderismo estaba allí sobre el año 2000. Después se fue estropeando y terminó desapareciendo.

Para acceder a la fuente también se construyó una escalinata de acceso.

Caseta de servicio con el cartel de la instalación de los puntos de luz y agua.

Señal de advertencia: Aquí, prohibido el baño.

El curioso chopo que está junto al chiringuito.

Las farolas alumbran desde 2012.

La aportación de este pasado año: la remodelación de la zona de aparcamiento. Ahora se entra por el otro lado y se sale por aquí. Se ha echado gravilla en la zona de aparcamiento, se han cortado arbustos y se ha cementado toda esta zona (:( )


Y lo más importante de Requeijo, las personas que le dan vida... paseos diarios, quedar para jugar a la calva, familias de comilona, la jornada de merienda de las fiestas de San Bartolo...










10 de enero de 2016

Requeijo (2)

Tras el parón navideño e hincharme a comer turrones y polvorones, retomo el blog donde lo habíamos dejado y como corresponde a las fechas, me pongo un propósito de año nuevo: darle un poco de cañita a esto, que material tengo, ganas también y solo me hace falta sacar un poquito de tiempo y escribir post.

Habíamos visto ya cómo era el Requeijo antiguo, el de los dos alberques y como la obra de la nueva presa cambió el paisaje. Hoy nos tocan imágenes propias y alguna ajena de cómo es Requeijo en vistas generales... ¡¡qué lo disfruteis!!

Vista desde el cielo que tomó Mikel, el marido de Nekane Alvárez, la hija de Rodolfo y Mari Nieves, desde su paramotor. Más fotos, aquí.

Así estaba la presa en la Semana Santa de 1995, cuando aún estaban haciéndola...
Tras las semana santa en la que saqué las fotos de las obras en la presa, estas fueron las primeras imágenes que tomé en el verano de aquel año, en 1995. Está hecha desde la fuente de La Gatina.
Y aquí un montón de gente del pueblo de picnic, en la zona de la fuente de la arena, que ahora es casi monte cerrado, lleno de jaras y zarzas. Se reunió un buen grupo, muchos de ellos ya fallecidos. En la imagen está mi madre Emilia, Asunción y su marido Aurelio, Antonio Casado, Emiliano el de Flora, Felipe, Lupe y un montón de gente más que recuerdo y/o distingo.
A esta foto la bauticé "Requeijo Beach" y, la verdad, ya se hace difícil ver tanta gente en nuestra playita ayoína.
Año 2002... el embalse estaba pelín escaso de agua, como se ve en la foto.

Pero otras veces está a rebosar. Imagen tomada en 2007.

Vista desde Peñacabras.

Vista desde el chiringuito.

Ahora, desde la zona de las fuente y el pozo.

Desde la zona de la fuente de la arena.
Un par de fotos que me gustan mucho de Requeijo, esta con reflejo.

Y esta otra de la zona izquierda de la playa, con poca agua en la presa.
Rober, el del bar, hizo esta foto de Requeijo nevado en el invierno de 2013.

Mario puso esta otra, también con la nieve, de enero de 2012.
Precioso arcoiris que vi ponerse sobre Requeijo cuando dábamos un paseo por la zona este pasado verano.
Preciosa imagen de Requeijo que encontré por casualidad en un álbum de Pinterest, aquí. Foto de Marta de la Paz.