29 de junio de 2015

Las fuentes de la iglesia

Hace unos días, el vecino de Ayoó (y concejal del Ayuntamiento) Isaac Zapatero, colgaba en el Facebook una preciosísima fotografía antigua que alguien le había hecho llegar, una imagen de la antigua fuente de la Iglesia, que él cree podría ser anterior a 1940.






Una imagen preciosa. Se ve la fuente que es baja, tipo la del Caño actual y con un pirulí arriba que mis padres recuerdan y que era campo de juego para los niños de entonces. De frente al pilo, está el caño y todo una colección de botijos, barrilas y cántaros que se han dejado en el agua a enfriar. Una niña está subida allí.  El abrevadero de los animales estaba pegado a la fuente, en el lado en el que en la fuente actual están los caños. Vemos a una caballería saciándose y un hombre con un bebé en brazos, detrás. El único hombre de la foto. En el muro, posan un grupo de niñas y varias mujeres. Delante del muro, nueve muchachas posando en la fotografía y delante, en el pilo, con una buena carga de ropa, otras mujeres están en la faena.
El fondo de la foto es la casa de Guillermo y Anastasia, hermana de mi abuela Menta. Ahora es de Elisa, una de sus hijas, y aunque han hecho una parte nueva, han mantenido el muro con gran parte de la piedra del original, así como la zona de la antigua cocina y la chimenea, que se ven en la zona superior de la fotografía. A su lado está el arco del campanario.

Una vista similar a la de la foto, un tanto escorada a la derecha.
 Esta fuente de la vieja foto fue arreglada porque arramaba el agua que se filtraba por varios lugares y se hizo otra similar, sin el pirulí, del estilo de la que hay en El Caño. Esto lo contaba mi padre en un pequeño video que le grabé, aquí.



La fuente que se construyó en la Iglesia era muy similar a esta del Caño, con el agua baja y tejado a dos aguas. El abrevadero se puso a lo largo, sobre el muro.

En el año 1975 se cambia de nuevo la fuente, se tira la que estaba y se construye la alta de piedras blancas que hemos conocido durante todos estos años, hasta el 2012. Cuatro caños en alto, en una bonita fuente adornada con geijos.



Pero el tiempo hizo su estrago, se fueron rompiendo los caños, deteriorando su estado y, lo peor, el agua dejó de manar, se supone que por un descenso del nivel freático del manantial, que le impedía tener la fuerza suficiente para subir hasta arriba. Así las cosas, en el verano del 2012 se derrumba, se abre totalmente la zona para encauzar el manantial y se empieza a construir el cuerpo de la actual fuente, rematada este pasada mes de junio.


Foto de Isaac Zapatero.

22 de junio de 2015

Zamora (4): Fachadas

Ahora que en Zamora capital están celebrando sus fiestas de San Pedro, seguimos el recorrido por sus calles más céntricas, hoy mirando hacia arriba, a sus fachadas, sus balconadas, sus ornamentos. Vale la pena.

Ventana en la cuesta de Balborraz.
Mirador en una calle cercana al Museo Etnográfico.

Calle del Motín de la Trucha. Este curioso nombre se debe a una revuelta de plebeyos contra los nobles que comenzó en el mercado con una disputa por una trucha, de ahí el nombre. Acaecida en el siglo XII, el hecho pronto pasó a ser envuelto con un halo de leyenda, con una Hostia sagrada que sale de una iglesia a otra volando por el aire para protegerse de la algarada. Aquí está una crónica más formal del hecho en Wikipedia y la leyenda expuesta en esta otra página, Conocer Zamora.

Calle del Motín de la Trucha.
Balconadas en la calle San Torcuato.
Calle San Torcuato.
Curioso balcón enrejado en una callejuela cercana a la zona del Motín de la Trucha.

Precioso mirador y fachada en Balborraz.

Aquí toda la fachada.

Cuesta del Caño.
Edificio cercano a la Plaza Mayor, con nido y todo en la azotea.

Alrededores de la Plaza Mayor.





Plaza de la Constitución.

Plaza de la leña, como bien indica el cartel.

Plaza de Sagasta.

Plaza de Sagasta.

Plaza de Sagasta.

Plaza del Mercado.

Alrededores del Mercado de Abastos.

Plaza del Mercado. Hotel Meliá Horus.

Plaza Mayor.

Plaza Mayor.


Zamora (y 5): Puertas

Y la última tanda de fotos dedicadas a rincones de la capital, de Zamora... esta vez, como no podía ser menos siendo yo, una tandita de puertas y cerraduras de las muchísimas preciosas que había... Espero que con todas estas imágenes que os he mostrado os animéis a visitar la ciudad, que bien lo merece. 

Puerta en la calle del Motín de la Trucha.

Callejuela cercana a la zona del Motín de la Trucha.
Puertas en la cuesta de Balborraz.
Espejuelos o bocallaves en la puerta de la Iglesia de San Esteban.

Llamador en una puerta en las callejuelas alrededor de la calle del Motón de la Trucha.


Gato saltando una puerta en una callejuela cercana al Museo Etnográfico. Lo consiguió con agilidad pasmosa.
Puerta en la calle Peñasbrinques.
Antigua puerta en la zona del Obispado.

Curiosa puerta moderna, me recordaba la urdimbre de un cesto, en la zona de la plaza de San Ildefonso.

Entrada al portal en el mismo edificio.


Antigua puerta con portón en la calle de las Doncellas.

Detalle de la cerradura.


San Torcuato, puerta del Colegio Universitario.

20 de junio de 2015

Zamora (3): Esculturas, tiendas y curiosidades

En el paseo por Zamora vi tienditas de las de toda la vida, esas que me gustan tanto y que nos cargamos a golpe de centro comercial... rincones curiosos, esculturas... unas de las de siempre, las que ya se han hecho parte de la ciudad, y otras que se habían puesto de forma eventual, durante unas semanas. Estas son algunas de esas imágenes.


Escultura con la Iglesia de San Esteban de fondo.

Merlú, personaje de la Semana Santa zamorana. Figura situada en la Plaza Mayor, realizada en 1996 por Antonio Pedrero Yéboles.

"La maternidad", de Baltasar Lobo, en la plaza de Zorrilla.

Esta es una instalación temporal que se hizo en el verano en el que yo estuve de paseo sacando estas fotos, en 2010.

Esta era otra de las esculturas temporales de aquel verano.
"Homenaje al maestro" del artista de Bercianos de Vidriales, Hipólito Pérez Calvo. Está en la calle San Torcuato desde 1972.

Figura principal del monumento a Viriato, colocado en la plaza que lleva su nombre, Plaza Viriato. Inaugurada en 1904, esta escultura es obra del artista zamorano Eduardo Barrón.

Detalle del conjunto escultórico.

Detalle del ariete.

La pieza es un elemento de la ciudad al alcance de todos... aquí los niños subiéndose arriba.







Entrada al Mercado de Abastos de la ciudad.

Frutas y verduras a la venta en los soportales exteriores del mercado.

Estilo modernista para este mercado, diseñado por el arquitecto benaventano Segundo Viloria y construido a principios del S.XX
Nido en un curioso remate de una vieja casa.

Una cirila... ya difícil de ver por las carreteras.

Andamio en la calle Balborraz.

Carro de caballos en la plaza Mayor, supongo que para disfrute de los turistas.

Para los nombres de las esculturas, autores y dónde están situados he encontrado una estupenda página web donde venía todo muy bien recopilado. Es esta, Escultura Urbana, revista digital dedicada a este arte y que hace un repaso por ciudades. Las que aquí me han ayudado están en el apartado de Zamora, claro, aquí.