21 de enero de 2015

Pendones en Ayoó


En las fiestas de San Mamés de este pasado verano, tuvimos toda una sorpresa con la visita y acompañamiento del grupo de Pendones de Castrocalbón. 


Así pudimos ver cómo se manejan estas grandes banderolas que cuelgan de un largo mástil que se lleva con una gran habilidad y dificultad. Los pendones son una de las manifestaciones culturales populares de más auge en los últimos años.


Hoy en día, prácticamente todos los pueblos leoneses tienen su pendón, una gran tela de colores diversos, normalmente de seda adamascada, que cuelga de una gran vara que puede llegar hasta los trece metros y pesar entre los 15 y los 35 kilos. Para ayudar a mover el pendón se pone una cuerda desde la punta, llamada remo y que llevan una o dos personas.

Los pendones tienen su orígen en las batallas medievales. Después pasó a tener un vínculo más religioso y hoy en día son una representación de la cultura popular que cada día cuenta con más adeptos. Hay reuniones y exhibiciones de pendones por toda la provincia de León y zonas de alrededor, aunque un par de puntos principales son la concentración en las fiestas de San Froilán, en la capital y en la romería de Castrotierra de la Valduerna.

Imagen de la romería de Castrotierra del pasado año.
 En Ayoó, por cierto, también hubo pendón de este estilo. Mis padres lo recuerdan, aunque me parece que ya no queda ni rastro de él. En otros pueblos de la zona también hubo pendón y en algunos lugares sí que guardan, si quiera los rastros, como ha podido ver, fotografiar y enseñarnos a todos el Ti Joaquín, que se ha convertido en un fiel seguidor de esta actividad. En su blog se pueden rastrear pendones de los alrededores de Ayoó, tanto en León como en Zamora (al final del artículo pongo los vínculos para quien quiera leerlos).

Antiguo pendón de Cunquilla. Foto del blog El Ti Joaquín.
 
Joaquín ha añadido un pendón al belén que cada año sale de sus manos. Esta figura se ha puesto este año en el instalado en el Santuario de la Virgen del Campo. Ver aquí.

Una representación de todo esto que acabo de resumir (abajo pondré las páginas de las que he sacado la información), lo pudimos ver y admirar en la procesión de San Mamés de este año. Con gran destreza izaban el pendón grande, acompañado de uno más pequeño y otro mini que llevaba un aprendiz de pendonero, Héctor, que para es eso es de Castrocalbón y de Ayoó. Estas son las imágenes de ese momento que, por su belleza e interés, esperamos que se repita en próximos años.
















http://eltijoaquin.blogspot.com.es/2014/11/un-ramito-de-violetas.html
http://eltijoaquin.blogspot.com.es/2014/10/de-pendoneo-por-la-valderia.html

16 de enero de 2015

Palabrero ayoíno (23)

Amayuelar: Atar, acordonar, los zapatos. Origen de la palabra, recogido el Pallabreru llïonés de la página web Esllabón Lleonesista: De a y lat. malleare, de malleola: majuela correa) v. trans.

Ajunco: Junco. Según se recogía en el trabajo de Yolanda Cano Lobato "Estudio etnobotánico del municipio de Ayoó de Vidriales" sobre las plantas de Ayoó, así se llama en el pueblo a la variedad Juncus efussus L. y también a los Scirpus holoschoenus. También ofrece usos del junco: Se usaba la parte interior del tallo para hacer mechas de velas. La planta en sí también se usaba para atar las "manadas" o "cientos" de pimientos de pimientos, tomates, berzas, etc, que se venden para plantar. Los niños usaban esta planta para sus juegos, para hacer faldas, sombreros y bastones.

Foto de F. Lohmueller, recogida en esta página web, aquí.
Juncos en la orilla de Requeijo.

Yoko, el perro de unos amigos de Santurtzi, se refresca en el reguero con juncos del Coito.


Aventanado: Pan que tiene muchos huecos en su miga.

Miga del pan de Turris. Imagen de Turris

Cargadero: Es el madero de la parte de arriba de las puertas grandes. Es una palabra usada con generalidad, ya que en la construcción se llama así a toda parte rígida que aguanta paredes encima de un vano.

En estas dos puertas de la calle Peñacabras se observa perfectamente lo que es un cargadero.



Esta puerta de la calle de la Iglesia, la de la casa del Ti Amado y la Ti Sofía, los padres de la actual alcaldesa, Sofía, es un ejemplo que siempre me pone mi padre de puerta bonita y cargadero de gran calidad. Mi padre era un niño cuando se hizo la casa y recuerda perfectamente el tronco que se trajo para hacer el cargadero, que más de 70 años después luce estupendo, recto y recio.


Hijuela: La parte de la herencia que corresponde a un descendiente. Hijuela es una palabra que tiene multitud de significados, pero en el diccionario de la Academia se recoge este con ese mismo significado: Documento donde se reseñan los bienes que tocan en una partición a cada uno de los partícipes en el caudal que dejó un difunto.

Llama: Lugar húmedo, con manantiales, agua... se observa desde lejos porque suele tener un color verde más vivo y hierbas altas. En Ayoó es difícil encontrar un lugar donde no haya una llama, por citar dos lugares característicos, Ayoó Pequeñino y Los Umericos.

Dos llamas en Ayoó Pequeñino, la de arriba en medio de la pradera, la segunda junto a la salguera, donde había una fuente ahora comida por la vegetación.





Medrar: Crecer

"Dar el señor": dar la extremaunción a un enfermo. La extremaunción es uno de los siete Sacramentos de la Doctrina católica y es un acto en el que se conforta al enfermo dándole los óleos consagrados y unos rezos que le preparan en su encuentro con Dios tras su muerte. Un rito parecido existe también en otros credos cristianos.

 "Ceder por sus días": Significa dejar algo en manos de alguien mientras este viva, una casa, una tierra, algo de lo que otro era dueño.


"Andar a coyunta": Cuando una familia tenía solo un animal, una vaca, un burro, un macho... se le pedía ayuda a otra familia que cedía el otro animal para formar pareja y hacer la labor necesaria. Era muy común, por ejemplo, en la época de trilla, hacer parejas con burros y otras caballerías pequeñas que tiraban muy bien del trillo. La colaboración era recíproca, hoy tú, mañana yo, y estable, siempre se solía hacer entre los mismos, unidos por un vínculo de amistad o de parentesco.
Fotos de mi tía Paulina en la que se ven unos mulos tirando del trillo, posiblemente uno de la familia y otro "a coyunta". Los niños son mi primo Manolo, mi primo Domingo, un niño franco-argelino hijo de la patrona de mi tía en Francia y mi hermano Jesi.


11 de enero de 2015

Gigantes


Durante las pasadas fiestas de San Bartolo tuvimos alguna que otra novedad en el pueblo: el día de la víspera, la espera para la merienda a la que nos invitan los cazadores estuvo amenizada con los Gigantes y Cabezudos de Santa Cristina de la Polvorosa. Música, baile y niños corriendo, como es menester, delante de los cabezudos. Una gran sorpresa para todos los que estuvimos por allí.
Los gigantes comenzaron su ida a Requeijo con un paseo por el pueblo...
Foto de David García Tostón.


Foto de David García Tostón.

Foto de David García Tostón.
Pero era mucho camino para que lo hicieran andando, así que el resto del viaje fue a cuatro ruedas.






















Foto de David García Tostón.

Foto de David García Tostón.

Foto de David García Tostón.

Foto de David García Tostón.

Foto de David García Tostón.



Los grupos de Gigantes y Cabezudos están presentes en un buen montón de pueblos y ciudades. Es una tradición muy antigua, que viene de la Edad Media. En la zona de Navarra, en Pamplona, se establecen los primeros grupos de esta representación, aunque la primera referencia escrita está en el Ayuntamiento de Barcelona. 

En toda la zona vasca hay una gran tradición de Gigantes y Cabezudos, conocidos en euskera como “kilikis”. Además, aquí también hay otra figura, los “zaldikos”, personajes que son mitad caballo mitad persona. 


En Santurtzi el grupo data de 1946, pero tras un cierto declive, se recuperaron en 1995 y ahora se sacan en todas las fiestas patronales. 

Esta foto y la de abajo corresponden a un Encuentro de gigantes de diferentes localidades que hubo en Santurtzi en el año 2005.


Estos ya son nuestros gigantes, en la foto de abajo, de la comparsa que los lleva, se ven todos los que hay y que representan a personajes populares del pueblo: sardineras, rederas, pescadores, minero, lavandera del mineral y los pequeños fueron personas reales: las sardineras la Bella Charo y Sotera, el cocinero Currito y el párroco Don Elías.