21 de julio de 2016

Gamusinos 2.0

Solo lleva una semana al alcance de nuestros móviles y la (tonta) fiebre de los Pokémon* Go está llenando nuestras calles de gente con cara de locos que corren teléfono en mano y gritan "lo he cazado" o "no lo veo". Pero los bichos estos virtuales que la gente atrapa con sus móviles, ha tenido otra consecuencia, ¡¡la vuelta a la vida de los gamusinos!! No hago más que escuchar en los medios de comunicación como se denomina a los muñequitos estos de pega como los nuevos gamusinos. Y eso me ha trasladado a mis años más jóvenes, cuando me vacilaban y cuando vacilé con los gamusinos.



Lo de "ir a cazar gamusinos" es una broma bastante extendida que los veteranos o más mayores hacen a los novatos o más chavalillos. O los del pueblo a los forasteros. Primero se convence a la víctima de ir a cazar esos animalillos huidizos y nocturnos y después se lanza uno a la caza, en la oscuridad, y se le da al engañado un bonito saco al que se le van metiendo piedras, "los gamusinos, que están muy asustados" y así, carga que te carga, hasta llegar al pueblo y descubrir la broma.

Cuando era una chavalilla confieso que me dejé engañar por aquello de "vamos a cazar gamusinos", que algo me escamaba, pero me lo decían con tantas ganas que terminé cayendo. Y más cuando, no recuerdo si fue mi padre o uno de mis primos, me vacilaron a base de bien cuando llevaban un conejo en un saco y yo pregunté que era y me respondieron, "un gamusino". Cuando yo insistí en verlo, solo me decían "uy, no, que está muy nervioso y puede morder". ¡Qué incauta, jaja!

Y de todo esto se habla sin parar ahora, al hilo de los cazadores de los Pokémon estos que ya me pillaron mayorcita cuando salieron en dibujos animados, digo, en anime, y que me dan absolutamente lo mismo ahora, la verdad sea dicha. Me resulta mucho más graciosa la fantasía de los gamusinos. 

*En castellano no se debería acentuar Pokémon, recordemos: las palabras llanas  llevan tilde si no terminan en vocal, ni en n ni en s. Tanto tiempo pasando de acentuar y ahora ponemos tildes de más...

11 de julio de 2016

Las sacras

Entre las muchas cosas que hay amontonadas en la sacristía de la ermita de San Mamés pude fotografíar este curioso y destartalado cuadro con textos en latín:



En el texto hay una sucesión de oraciones que, gracias a las búsquedas googleras, pude identificar como diferentes oraciones escritas en latín. Visi, que fue quién me hizo de guía en esa visita, me explicó que era un cuadro de cuando se hacían las misas en latín.
Buscando más datos, me han aclarado que este cuadro es parte de "las sacras", unas tablillas o cuadros que se ponían en el altar para facilitar al sacerdote la celebración de la misa. Pero no la misa tal y como hoy la conocemos, si no la llamada "misa tridentina", la misa del "rito romano" o la también conocida "misa preconciliar". Esta forma de dar misa, más tradicional, quedó desplazada tras el concilio Vaticano II, cuando se intentó modernizar la institución. De hecho, la misa tridentina ha quedado como reducto de los católicos más apegados a la tradición y a las viejas formas.

Las sacras suelen ser tres y este cuadro sería el correspondiente a la central. La que se pone al lado del evangelio contiene el inicio del Evangelio según San Juan. La de la Epístola suele tener otra oración, a veces el salmo Lavabo inter innocentes y a veces la fórmula de la bendición del agua. Y la del medio, normalmente más grande, contiene las palabras de la consagración  y otras oraciones como el Gloria o el Credo. Aquí algunas de estas oraciones contenidas en el cuadro de la ermita:


Esta oración se usa durante la consagración de la hostia.
Esta otra oración va antes de la bendición.

Oración o himno "Gloria in excelcis Deo".

Quiero agradecer la ayuda del señor Amadeo Alonso, del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de la Facultad de Teología de Burgos, que fue el único (y mandé mi pregunta a varios centros) que amablemente me contestó la duda fundamental que tenía, "¿qué puede ser este cuadro?".

6 de julio de 2016

El verano (pasado) en imágenes (4)

Gatitos.

Prince en el rincón favorito del verano, la silla con el nuevo cojín de ganchillo.
Prince y Sol.
Arrumacos de madre e hija en el cojín.
Pez, no sé la especie, pescado en la presa de Requeijo.

Utiles de peluquero de Felipe Lobo. Una caja de madera que tiene junto a él desde su época de emigrante en Alemania.


Cosas de huertas.
En Requeijo.
Entrada de Carracedo.
Pobrecito... ahí abandonado en Peñacabras....

Cazuelas donde se prepara la comida de la Asociación de Jubilados.
Restos del incendio de la casa de Lorenzo y Ana.

3 de julio de 2016

El verano (pasado) en imágenes (3)

Paseos, charlas, animales, cielos... un poco de todo en nuestra estancia veraniega... pero hoy los protagonistas son las personas...

Felipe "Lobo" cortando el pelo a mi padre.
Mi niño y los gatos.
Las nuevas generaciones intendando enseñar el funcionamiento de un aparato a las viejas generaciones. Era tan moderno que ni ellos, Andoni, Sheila y Oier, consiguieron hacer lo que pedía José.

Mi hermano majando garbanzos.
Rafa, siempre dispuesto a ayudar a sus convecinos.
Mi hermano Jesi y mi madre haciendo salsa de tomate.
Otro clásico de mis fotos, Antonio y sus ovejas.

Mi sobrina Maitane maquillando a Oier... todo un espectáculo


Trajes y baile el día de San Bartolo.