5 de diciembre de 2008

Los molinos de Ayoó

Hasta una decena de molinos han llegado a funcionar en Ayoó, molinos de agua que han aprovechado los cauces de arroyos y regueros que cruzan nuestro pueblo para mover la piedra que molía el cereal.





En el pueblo no había molinero propiamente dicho, cada uno se ocupaba de lo suyo. Cada x días le tocaba el uso del molino a un vecino, la perioricidad dependía del número de personas que pertenecían al grupo de uso del molino. Además, se podían comprar y vender días en el molino, dependiendo de la necesidad de cada familia. Se molía un día y una noche, y se desocupaba por la mañana. Rotaba el turno y le entregaba la llave al siguiente en el turno. Toda esta actividad se realizaba durante el invierno. Cuando había algún desperfecto se pagaba entre todos o se colaboraba para el arreglo.
Los molinos se hacían entre un grupo de vecinos y entre ellos se repartía su uso.
Interior del Molino de los Pobres


La piedra molía el cereal que caía a la entrimoja, donde se echaba el trigo. Es una pieza irregular, de aproximadamente un metro de ancho por un lado y por el otro se estrecha hasta unos 10 centímetros.



Piedra de moler del Molino de los Pobres


De ahí caía a un canal que se tensaba y con un palo iba cayendo. Esta harina se llamaba furnal y era la que se metía en las fardelas, un saco largo y estrecho de tela.



Interior del Molino de Requeijo hace unos años




La harina que se sacaba de los molinos no era comestible para los humanos, se usaba solo para la hacienda. La de consumo humano se compraba en la fábrica de Santibáñez (inciso: me ha contado mi madre que allí trabajaba el padre de una buena amiga, Paulina Prieto, un hombre muy bueno y simpático, que siempre intentaba ayudar a la gente y que todo el que iba a comprar, siempre pedía que fuera él quien atendiera).


Antigua fábrica de harina de Santibáñez, que hoy también se cae a trozos


Estos eran los molinos que funcionaban en Ayoó:

MOLINO DE LA CHISPA. Estaba en la zona de Entre Los Regueros y La Veiga.




MOLINO DE LA PELOTA. Situado entre La Madre y La Veiga.

MOLINO DE LOS POBRES. En La Veiga. Hasta no hace muchos años (las fotos son del año 1995) el molino estaba en pie y en bastante buen estado de conservación, incluso se podía ver todo el sistema de molienda, la piedra, la entrada de agua... pero ahora está cayéndose a trozos, se le ha hundido ya el tejado y pronto no quedará ni rastro de él.


Al fondo, en la chopera, el Molino de los Pobres






MOLINO DE LOS PONTEJOS. Se encuentra entre La Veiga y el Molino Trinquete. Quedan restos de la construcción.

MOLINO RIÑÓN. Estaba en Entre los Regueros y El Robledo.

MOLINO DEL CARRIZAL. Al lado de El Robedillo y La Veiga.



 
MOLINO PROBADAL. Entre los Ingirios y el Molio Quemao. Primero tuvo el tejado de urzes y después ya se le puso de teja. Quedan algunos restos de las paredes.

MOLINO DEL TRINQUETE. Está en Entre los Regueros.

MOLINO QUEMAO. En La Reguera, ya en Carracedo.


MOLINO DE REQUEIJO. Estaba junto a lo que era el Alberque de Abajo, ahora queda por debajo de la presa. Lo compró el Ayuntamiento, tal vez con idea de restaurarlo, pero se está cayendo, está todo rajado.

Balsa que recogía el agua que movía el Molino de Requeijo

Mis padres posando en la puerta del molino, que ya tiene las paredes sujetas para evitar su caída, creo que sobre el año 1995
 

MOLINO DE LOS FAROLES. Está entre Perafondo y la Lavandera. Está muy cerca del pueblo y aun se mantiene en pie. Sería un buen candidato a recuperarse, si hubiera ganas...





LOS TRES MOLINOS DE EN BAJO LA MADRE. Están en La Reguera, rayando ya con Carracedo. Está primero el de Arriba, luego el del Medio y después el de Abajo.


Ayoó está perdiendo su pasado con los molinos. ¿Podríamos hacer algo entre todos para recuperarlos?



En algunos pueblos están recuperando los antiguos molinos o haciendo rutas para visitar los restos de los que había. En está página del pueblo sanabrés de Hermisende podemos conocer cómo eran los molinos de la zona y en la de Codesal, una ruta por los suyos. Y cualquier duda sobre molinos, recuperación, patrimonio... se puede consultar en este interesante blog, Patrimonio Industrial Harinero, de un leonés de Valencia de Don Juan.

En Diciembre de 2012, Joaquín publicó en su blog un bonito reportaje recogiendo toda la terminología usada en los molinos ayoínos. Aquí lo podeis consultar: Molinos de granos y sueños.





7 comentarios:

Triceratops dijo...

Después del repaso que nos has dado por todos los pagos de nuestro pueblo te noto algo nostálgica, algo decaída, como sin ganas de "pelea".

¿Dónde están mis tabanitos? que esto si que es un picotazo importante para quien corresponda. Tanto hablar de lo bonito que es el pueblo y lo maravilloso de su entorno y estamos dejando caer un tesoro, varios en este caso.

Un saludo

P.D. Hasta pronto, me voy unos días de vacaciones al pueblo chincha-chincha que tu no vaaaaaaaaas.

IRM dijo...

Hola Trice. Pués sí, siempre me recuerdas tú que saque los tábanos a pasear, es verdad... será que estoy muy blandurria, tanto adelantar la Navidad, la mitad de los regalos ya en las alforjas, los polvorones rondando por la casa, el niño cantando villancicos... pués pasa lo que pasa,que no hago mis ejercicios de mordiscos en el ipurdi a quién corresponde...

que te lo pases muy bien y vete a ver si el Molino de Requeijo sigue en su sitio, que yo lo estuve buscando en verano y no lo vi, pero puede ser que con lo cegatilla que soy no mirase donde debiera, jaja...

Sandokan dijo...

Después de ver tu exposición extraordinaria del tema Molinos, me viene a la memoria, que se ha intentado hacer tantas cosas en Ayoo,lo ultimo el museo, nadie ha pensado en restaurar un molino, cualquiera de ellos el que mejor y mas fácil sea, quizás con las piezas de todos salga uno, yo dejo la idea, el Ayuntamiento que organice y entre todos ayudar de la forma que sea( (siempre seria económica) palos en las ruedas, en este caso seria el rodezno NO.
¿ que opináis?

IRM dijo...

Pués sí, Sandokan, sé que ideas hay muchas y dinero poco, pero creo que recuperar un molino, aunque solo fuera uno, no sería tan costoso. Son unas casetas pequeñas, que por fuera, seguro que en una facendera, entre todos, se podìa poner en pie. Y lo de dentro, seguro que hay más de un manitas que podría arreglar o sustituir las piezas rotas y volverlo a poner en funcionamiento. Y hacer en fiestas un bote para que todo aquel que quiera ayude a financiar esa recuperación, estoy segura de que muchos colaborarían. Poner una puerta, una llave y tenerla a disposición de todo aquel que lo quisiera ver... recoger testimonios de cuando se usaban los molinos... no sé, creo que no sería tan complicado...

Javier Revilla Casado dijo...

Enhorabuena por el blog y, especialmente, por la entrada referente a los molinos.
Gracias también por citar mi blog, y deciros que el día doce publicaré una entrada enlazando a la vuestra.
Os envío todo mi apoyo para recuperar alguno de estos magníficos artefactos, y me pongo a vuestra disposición para lo que pueda colaborar, en la medida de mis posibilidades.

IRM dijo...

Gracias Javier, ya veo que has descubierto la cita de tu página (http://harineras.blogspot.com/)que, por cierto, me ha parecido muy interesante. Si al final se hace algo con los molinos de Ayoó, seguro que nos puedes echar una mano, con todo lo que sabes del tema. Un saludo y gracias por pasarte.

IRM dijo...

Javier, ya he visto la mención al post en tu blog. Muchas gracias y ya sabes, si hay alguna novedad, ten por seguro que te aviso. Un saludo y muchas gracias por tu amabilidad.
http://harineras.blogspot.com/2008/12/los-molinos-de-ayo-de-vidriales-zamora.html