9 de diciembre de 2008

Antes y ahora





Entre ambas fotos creo que hay más de diez o doce años de diferencia. El pueblo ha mejorado, hay aceras, menos barro, más arregladito todo pero, ay, qué pena, que se pierdan estos pequeños recuerdos del pasado, como los pilos en los regueros... creo que este era el último que quedaba, en la salida hacia Carracedo y ahora ya está tapado por el cemento y la alcantarilla. Sniff, sniff.

2 comentarios:

AMC dijo...

No quiero ser negativo, pero creo que estéticamente el pueblo ha empeorado y bastante: Antes de asfaltar las calles, en muchas de ellas, había unas magníficas aceras de piedra, me parece bien que se asfalten las calles, pero con lo anchas que son, se podrían haber respetado algunas aceras. También me parece un error que se haya soterrado todo el reguero y hayan desaparecido los lavaderos como el de la foto, para mí sería bonito que el agua siguiera fluyendo por el medio del pueblo. La foto que pones es un buen ejemplo: parece que hay una fiebre que hade tirar las paredes de piedra o tapia y sustituirlas por los horribles bloques de cemento. Eso por no hablar de las fachadas de las casas. Por cierto enhorabuena a quien haya restaurado la tapia de la casa de la Sra. Vicenta, ha quedado como nueva, pero de barro piedra u teja.

IRM dijo...

Hola AMC... yo también estoy de acuerdo contigo... a veces se podrían mejorar las cosas y la vida cotidiana sin tener que quitar tantas cosas... mira, yo aún recuerd el disgusto que me di cuando un veran que fui al pueblo lo vi todo de cemento pero habían quitado aquella hermosa piedra que había delante de la fachada de la casa de mis abuelos, en la que mi abuelo se encaramaba para subirse al macho y yo secaba pipas de calabaza y jugaba con las muñecas... y ni una foto que tengo, solo la memoria... Si, hay cosas que se pueden hacer con más cuidado hacia el pasado, opino.
¡¡¡Gracias por pasarte por aquí!!!