12 de octubre de 2010

Palabrero Ayoíno (15)

Azada, azadón y zacho: Instrumentos que se usan para remover la tierra.

La azada es más grande y solo tiene la pala por un lado. Su nombre viene del latín asciāta, de ascĭa, azuela, especie de hacha (Diccionario de la Rae )




El azadón, o zadón, como acostumbra a decirse en el pueblo, es grande también pero tiene pala por un lado y pico por el otro.



Zadón recogido de la web de Olleros de Tera.


El zacho es pequeño y manejable, con una pequeña pala por un lado y dos pequeños picos en forma de U por el otro. Se usa para trabajos de menos fuerza y más precisión como cuando se planta o se siembra, se quitan hierbas.... cosas pequeñas.

Zacho tomado de la web de Olleros de Tera.

También era mi herramienta preferida porque era el que me dejaba la abuela cuando la acompañaba al huerto. !!!Y la de mi hijo, que también hace sus pinitos con el zacho en la mano!!!




En la búsqueda de fotos para ilustrar estas líneas, encontré esta azada especial que mi padre identificó como una especifica para cortar leña (la que está segunda en la foto, tras la azada y antes de las hachas). Se le da a la madera con la parte de atrás, llamada “la cueta”.

Foto recogida en la web del pueblo soriano de Deza.


Bienda: El nombre digamos oficial y como se conoce a este apero en otros lugares es bielda, pero en Ayoó se dice con N y no con la L.
Según la RAE viene de beldar (ventilar) y es instrumento agrícola que sirve para recoger, cargar y encerrar la paja, y que solo se diferencia del bieldo en tener seis o siete puntas y dos palos atravesados, que con las puntas o dientes forman como una rejilla.
En efecto, la bienda es más grande y se usaba para limpiar la paja o meterla en el pajar. Se le ponía una chapa o cuerda a la unión que va de los dientes al mango para que así aguantara más peso.



La primera bienda, reforzada con hierro, es de la web del pueblo palentino de Espinosa de Cerrato. La segunda, más sencilla, del vallisoletano de Pedrosa del Rey.


Biendo: Parecido a la Bienda pero más pequeño. Se usaba cuando se limpiaba a mano la paja, alubias, trigo... En el diccionario de la RAE aparece así: m. Instrumento para beldar, compuesto de un palo largo, de otro de unos 30 cm de longitud, atravesado en uno de los extremos de aquel, y de cuatro o más fijos en el transversal, en forma de dientes.

En la foto de arriba, Avelina aventa unos titos en El Coito, con la ayuda de un biendo. Abajo, el apero en primer plano.


video

Pequeño video de Avelina aventando con el biendo en El Coito, hace un par de años.

Calamón: Apero también llamado en otros lugares “camizadero”. Servía para recoger la trilla cuando se había terminado. Eran unas maderas puestas de manera horizontal, con un palo que se unía bien a una caballería, bien a las vacas.



Calamón o camizadera. Fotografía recogida en la web de Espinosa de Cerrato (Palencia).


Pala de madera: Se usaba para dar la vuelta a la trilla, para quitar el grano de la máquina y amontonarlo o para juntarlo cuando se limpiaba al aire.


Esta pala era la que se usaba en casa de mis abuelos y que ahora tenemos en el chabolo de las cuevas.


Rastra: Es un rastrillo sin dientes que sirve para apañar el grano en la era. Similar al calamón, pero en pequeño.


La rastra es el apero más pequeño que está colgado a la derecha, junto a la bielda y la tornadera. Foto tomada de la web de Pedrosa del Rey (Valladolid)


Rastrillo: Como se recoge en el diccionario de la RAE es un Instrumento compuesto de un mango largo y delgado cruzado en uno de sus extremos por un travesaño armado de púas a manera de dientes, y que sirve para recoger hierba, paja, broza, etc.
Se usaba para juntar la paja en la era y para arrastrar la hierba y pajas largas... Era más cómodo de usar que otros aperos, porque lo arrastra todo.
Hay rastrillos metálicos, como este...


Y los hay de madera...


Del rastrillo recuerdo una anécdota que contaba mi abuela Menta: Erase una moza que se había ido del pueblo a la ciudad, que volvía con muchos aires y como si ya hubiera olvidado todo lo que fue su vida en el campo. Fingía no saber el nombre de ninguno de los aperos de trabajo, hasta que, en un descuido, piso los dientes de un rastrillo que estaba en el suelo, de tal forma que se fincó y le dió con el mango en la boca. Y entonces, por fin, recordó ¡¡¡recondenao de rastrillo, qué golpe me dio!!!


Tornadera: Puede ser tanto de madera entera, generalmente de haya o de negrillo, o bien de madera el mango y las puntas (dos o cuatro) de hierro.


Tornaderas metálicas y madera. Fotografía tomada de la web de Malva

A este apero se le llama también horca y se diferencia entre uno y otro tipo. Por ejemplo, en Sayago o el Tera se conoce como guinchas a las de hierro y tornadera a las de madera. En Grulleros, en cambio, a la de madera se la llama “horcón”. En Ayoó, tanto una como otra recibían el nombre de tornadera.
Las de madera se hacían buscando un gajo que tuviera púa, aunque normalmente no se hacían en el pueblo, se compraban. A las puntas de las tornadera de madera se les llamaba “gajos”.
La tornadera de madera servía para dar vuelta a la trilla, para andar a la paja, a la hierba... en general, a materiales que no pesasen mucho.



La metálica es más fuerte y servía también para otras tareas que requerían mover elementos de más peso como subir alpacas o sacar el abono.
En el diccionario de la RAE (que estos suelen saber de palabras, pero poco de cosas de pueblo), la definen así: (de tornar) 1. f. Horca de dos puntas usada para revolver la parva en las labores de la trilla.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

como podemos darnos cuenta todos los utincilios son muy importates los felicito por su creatividad y esfurso lo hicieron exelente.......

IRM dijo...

Muchas gracias :)