20 de junio de 2012

Coches

El pueblo es aquel lugar en el que acaba toda la ropa que nos da pena tirar porque "para allí vale" aunque luego te des cuenta de que ir vestida de los setenta... ¡ni para subir a Peñacabras!. De la misma forma, las cuestas ayoínas son las últimas pistas que pisan algunos coches históricos, con décadas de rodaje en sus neumáticos. Estos son algunos de los que se han visto o aún pueden verse por las calles del pueblo:

El primero ya solo está en la memoria de mi familia, el 124 blanco de mi tía Paulina en el que yo me hice mis primeros larguísimos (así me lo parecía) viajes a La Bañeza. Mi tía vino de sus años de trabajo en Francia y Suiza y se afincó primero en La Bañeza y más tarde en el pueblo y lo primero que hizo fue sacarse el carnet de conducir y comprarse su independencia en forma de coche. No hace muchos años que lo cambió por el que tiene ahora, pero en casa se sigue recordando, y mucho este coche.

Mi tía posando a la puerta de la casa de mis abuelos junto a su sobrino Samuel.


Este era el Renault 4 de Celso que, si no estoy equivocada, se quemó en el incendio de la casa de los padres de Geno, la que se ve en la foto...


El Renault 6 TL de Jose el Guarda... ¿cuántos años tendrá?



Otro Renault 6 TL, el "tractor amarillo" de Nides.



Este también tiene un buen montón de años, un Renault 9 GTD de Jose, Ferrero (es que yo siempre le ha llamado por el apellido!!), el hijo de Jose el Guarda.



Este es un curioso coche que encontramos en el pueblo una Semana Santa (en 2008): un Volvo matriculado en Gran Canaria, con pestillos sujetando el capó, cortinillas y toda una curiosa parafernalia de adornos en el interior.




Y este Lada también nos (a Oier, que se hizo la foto al lado, y a mi) llamó la atención, ¡con limpias en los faros!



El que cierra esta curiosa colección no es del pueblo, lo encontré en Zamora y lo tuve que fotografiar... ¡una cirila, coche de pueblo donde los haya!


1 comentario:

Anónimo dijo...

Qué pena si es verdad que se quemó esa bonita 4F, con las poquitas que queda....