2 de febrero de 2009

Día de las Candelas

El día 2 de Febrero en multitud de pueblos y ciudades, incluido nuestro Ayoó, se conoce como el día de las Candelas. Según la costumbre del pueblo judío, a los cuartenta días de dar a luz, toda mujer debía presentarse en el templo con su hijo recién nacido, para purificarse, y María así lo hizo. Y del mismo modo, durante años y decenios, en el pueblo, las mujeres que habían dado a luz, debían esperar la cuarentena antes de sacar al niño de casa e incluso para salir ellas mismas. Su primera visita a la calle era, siempre, para ir a la Iglesia y hacer la presentación oficial del bebé.


Presentación del niño en el templo, Anónimo alemán hacia 1515. Fundación Thyssen-Bornemisza


En el pueblo, la fiesta de las Candelas se limitaba a una bendición del cura, pero en otros muchos lugares, tanto de Zamora como de fuera, se celebra y mucho esta fecha: En Benavente se está recuperando la tradición; en tierras de Aliste, en Sarracín, las mozas ofrecen un ramo y cantan una canción; en Carbajales de Alba se subastan bollos maimones,...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Invitado.
Esta costumbre que recuerdo, en AYOO,las mujeres cuando tenían un niño, como tu dices,la primera salida que hacían era a la iglesia y era en domingo, no entraba hasta que el cura la recibía en la puerta y con una vela encendida la entraba en la iglesia, bonita costumbre, me alegro que se retome. Manolo

Anónimo dijo...

Exactanente, como bien dice Anónimo invitado. En mi pueblo Lober, y toda la comarca de Aliste había esta misma costumbre. En mi segundo pueblo, Moveros pueblo de mi mujer, el día de las candelas ofrecen un ramo a la virgen, entre otras cosas contiene un bollo marimón que por la tarde se rifa.

Gumaro

Anónimo dijo...

Te puedo contar que esta costumbre de las recientes madres de presentarse ante el cura no solo es una costumbre en los pueblos, mi madre me ha contado que también se hacía en Bilbao, hasta hace no tantos años. Lo diferente es que no esperaban la cuarentena, lo hacían a los pocos días.

Laura