13 de junio de 2009

Las vigas de Ayoó

Foto que acompañaba el texto de Olegario.

Hace ya unos años se publicó en la página de Ayoó unos versos de Olegario, el hoy teniente alcalde del pueblo y de siempre aficionado a las letras, en los que hablaba de esos lugares de charla y brisca que se encuentran en Ayoó en todos los barrios del pueblo. Son “las vigas” del pueblo, un banco improvisado, un asiento que se busca al abrigo si el sol pega o en la solana si hace más frío, y que se convierten en lugar de reunión, de charla y de despelleje si hace falta. Antes se hablaba en la era, cuando se lavaba en el pilo, mientras se aguardaba la hogaza en las casas de Jesusa o en la de Doroteo... ahora que ya los huesos crujen y bastante trabajo tienen con ponerse en pie cada día, la viga es el lugar de encuentro y de vida.









Nuevas vigas en el rincón que queda en la salida del pueblo hacia Las Escuelas, donde estaba la poza. Un ricon muy agradable al sol mañanero, como demuestra esta otra foto...

Un grupo de vecinos, una viga. (Calles en las que se encuentran estas vigas, de arriba a abajo: Calle Casillas, Calle Peñacabras, Calle Castillo, Calle de la Iglesia, Peñacabras, Calle Castillo, Calle de la Iglesia, Las Escuelas y Calle Palomares)













3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito.
Cada dia me gusta mas tu blog! ;)

Mar dijo...

Idem, de idem. Enhorabuena por este blog tan maravilloso.

Anónimo dijo...

Manolo.
Muy bueno el comentario,si las bigas hablaran, cuantos trajes se han cortado sentados en ellas, mi mujer me dice que quiere tener biga propia, tendré que hacer un hueco en la acera.