8 de marzo de 2015

Mujeres

Hoy es el Día Internacional de la Mujer... de la mujer trabajadora, se apellidaba antes este día. Si algo ha marcado la vida de Ayoó como la de otros pueblos, ha sido la presencia callada e imprescindible de las mujeres que han estado en las tierras sembrando, segando, acarreando, cultivando, hombro a hombro con los hombres..., incluso han parido en ellas, como me han contado en varias ocasiones. Y han estado en las casas, en los hogares, dejando el pote en la lumbre para que la comida estuviera hecha al llegar, remendando las camisas, haciendo jerseys cuando no había donde comprarlos, hilando en el invierno, lavando en el pilo... Las mujeres de Ayoó han sido trabajadoras duras y entregadas y por eso me molestó muchísimo encontrar un documento sobre la concentración de las viñas del año 2009 (BASES DEFINITIVAS MODIFICADAS DE CONCENTRACION PARCELARIA DE LA ZONA DE AYOO DE VIDRIALES – II (Zamora)), donde se decía  "La mujer tiene poca importancia en la población activa, representando solamente el 26% de la población activa total, de las cuales el 48% se dedican a la actividad agraria."

Comprendo que los datos oficiales son los datos oficiales y que muchan mujeres han trabajado pero sin estar dadas de alta en la Seguridad Social agraria, el censo que se le llamaba antes, pero leer eso de la poca importancia de la mujer.... ¡¡me hirvió la sangre!! Así que para ellas, para las mujeres que han trabajado y trabajan en Ayoó, van estas fotos de algunas mujeres cercanas a mi familia. Va por ellas.












Fotografías: 
1.- Mi abuela Menta ayudando a limpiar unas tripas.
2.- Mi tía Paulina, también limpiando tripas.
3.- Avelina plantando patatas.
4.- Pilar, que quiso posar cosiendo.
5.- Lavando en el pilo.
6.- Emilia, mi padre, aventando alubias.
7.- Avelina, recogiendo sacos.
8.- Mi madre y Vitorina preparando una comida.
9.- Las manos de mi madre.

1 comentario:

Jordi Miralles dijo...

Es dificilísimo tener una pizca de sentido de la justicia y no reconocer que la supervivencia y El Progreso de la especie humana se ha construido sobre las espaldas de las mujeres en muy gran medida.

Señalar una ffecha en el calendario para exteriorizar esa realidad y mantener la tensión necesaria para alcanzar el pleno reconocimiento de la igual dignidad de mujeres y hombres en todas partes sigue siendo necesario, todavía.

Me permito un apunte sobre el latiguillo sostenido por la propaganda de los regímenes del llamado "socialismo real" sobre el 8 de marzo como " Día de la mujer trabajadora" . Y es que no añadía nada sustancial lo de "trabajadora".