21 de enero de 2015

Pendones en Ayoó


En las fiestas de San Mamés de este pasado verano, tuvimos toda una sorpresa con la visita y acompañamiento del grupo de Pendones de Castrocalbón. 


Así pudimos ver cómo se manejan estas grandes banderolas que cuelgan de un largo mástil que se lleva con una gran habilidad y dificultad. Los pendones son una de las manifestaciones culturales populares de más auge en los últimos años.


Hoy en día, prácticamente todos los pueblos leoneses tienen su pendón, una gran tela de colores diversos, normalmente de seda adamascada, que cuelga de una gran vara que puede llegar hasta los trece metros y pesar entre los 15 y los 35 kilos. Para ayudar a mover el pendón se pone una cuerda desde la punta, llamada remo y que llevan una o dos personas.

Los pendones tienen su orígen en las batallas medievales. Después pasó a tener un vínculo más religioso y hoy en día son una representación de la cultura popular que cada día cuenta con más adeptos. Hay reuniones y exhibiciones de pendones por toda la provincia de León y zonas de alrededor, aunque un par de puntos principales son la concentración en las fiestas de San Froilán, en la capital y en la romería de Castrotierra de la Valduerna.

Imagen de la romería de Castrotierra del pasado año.
 En Ayoó, por cierto, también hubo pendón de este estilo. Mis padres lo recuerdan, aunque me parece que ya no queda ni rastro de él. En otros pueblos de la zona también hubo pendón y en algunos lugares sí que guardan, si quiera los rastros, como ha podido ver, fotografiar y enseñarnos a todos el Ti Joaquín, que se ha convertido en un fiel seguidor de esta actividad. En su blog se pueden rastrear pendones de los alrededores de Ayoó, tanto en León como en Zamora (al final del artículo pongo los vínculos para quien quiera leerlos).

Antiguo pendón de Cunquilla. Foto del blog El Ti Joaquín.
 
Joaquín ha añadido un pendón al belén que cada año sale de sus manos. Esta figura se ha puesto este año en el instalado en el Santuario de la Virgen del Campo. Ver aquí.

Una representación de todo esto que acabo de resumir (abajo pondré las páginas de las que he sacado la información), lo pudimos ver y admirar en la procesión de San Mamés de este año. Con gran destreza izaban el pendón grande, acompañado de uno más pequeño y otro mini que llevaba un aprendiz de pendonero, Héctor, que para es eso es de Castrocalbón y de Ayoó. Estas son las imágenes de ese momento que, por su belleza e interés, esperamos que se repita en próximos años.
















http://eltijoaquin.blogspot.com.es/2014/11/un-ramito-de-violetas.html
http://eltijoaquin.blogspot.com.es/2014/10/de-pendoneo-por-la-valderia.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Isabel, mi familia paterna es de Santibañez y conservamos la casa de los abuelos, donde pasamos unos días de vacaciones cada verano.Yo nací en Gernika y llevo viviendo treinta años en Vitoria, pero también me siento vidriales. Quiero darte las gracias por tu blog, por el cariño y esfuerzo que inviertes en él.Para mí es un lugar entrañable que me hace viajar "virtualmente" hasta Santibañez y me trae muchos recuerdos. Un fuerte abrazo, angel.

IRM dijo...

Gracias, Angel, es un placer leer comentarios como el tuyo. Un saludo y espero que te siga gustando el blog.